BLOG



VOLVER
17-05-2016
Cómo dañar tus dientes sin darte cuenta


Desde pequeños nos dicen que para tener una sonrisa sana, basta con lavarnos los dientes dos o tres veces al día, utilizar hilo dental y enjuague. Sin embargo, en ocasiones podemos cuidar mucho nuestros hábitos de higiene y de todas formas padecer alguna enfermedad o malestar oral. Esto se debe a nuestra alimentación o bien a hábitos o actividades que llevamos a cabo y que, sin saberlo, dañan nuestros dientes.

 

En Odontología Integral de México, nuestros profesionales están preparados para atender cualquier problema con su salud dental, a precios accesibles, con tecnología avanzada y en instalaciones a escasos metros de la frontera. Antes de que nos visites, te compartimos información valiosa acerca de lo que puedes hacer desde casa para ayudar a la salud de tus dientes.

 

 

1

 

El estrés: para muchos, estar estresado es algo normal, y este estado de ánimo (para algunos un modo de vida) lleva a rechinar los dientes, lo que a su vez resulta en daño dental, boca seca y hasta heridas. El rechinar los dientes afecta el esmalte protector y puede hacer que éstos se agrieten o se quiebren. El estrés además te debilita ante las infecciones, lo que puede conducir a enfermedades en las encías. Si sufres de dolor de cabeza por las mañanas, puede ser que rechines los dientes durante la noche, por lo que es importante le digas a tu dentista para que te ayude.

 

 

2

 

Lavarse los dientes: o mejor dicho, lavarlos con demasiada fuerza. Es un mito que cepillar fuertemente limpia mejor los dientes. Esto simplemente daña el esmalte o las encías, lo que resulta en mayor sensibilidad y algunas lesiones. Por eso, los expertos recomiendan utilizar un cepillo de cerdas suaves para lavar los dientes por al menos dos minutos, dos veces al día. Si eres de los que utiliza cepillo eléctrico, es importante consultar el manual y también discutirlo con tu dentista.

 

 

3

 

El embarazo: como en cualquier aspecto corporal, los cambios hormonales afectan la salud de los dientes. El síntoma más común son encías hinchadas, adoloridas y que incluso sangran. Algo que puedes hacer para evitar esto si estás embarazada es lavarte los dientes dos veces al día y utilizar hilo dental, además de mantener una dieta balanceada y limitar los alimentos dulces, consumiéndolos de preferencia como parte de una comida completa.

 

 

4

 

Algunas bebidas: la soda o bebidas energizantes no rehidratan el cuerpo y su alto contenido en azúcares favorece la aparición de caries. El problema empeora entre más consumas este tipo de bebidas. Por otro lado, las bebidas con mucho ácido también pueden dañar el esmalte protector de los dientes.

 

 

5

 

Ciertos deportes: los golpes y lesiones que acompañan a gran cantidad de deportes pueden ocasionar pérdida de dientes, heridas en las encías y fractura de mandíbula, entre otras, tanto en niños como en adultos. Por ello es importante el uso de un protector bucal en cualquier deporte, lo que cuidará contra golpes a los dientes, encías y demás tejidos y huesos.

 

 

 

*Con información de Vancity Buzz



Otras Novedadades:

25-10-2016
Tu boca puede ser la culpable de tu migraña
18-10-2016
La relación entre las encías y el cáncer de mama
04-10-2016
Dormirse tarde afecta la salud dental de los más jóvenes
27-09-2016
Siete hábitos que están afectando tu salud dental
06-09-2016
La salud dental después de los 50
30-08-2016
Las ?selfies? benefician a la salud dental
23-08-2016
Coronas y sus distintos materiales
09-08-2016
Tecnología para la salud dental: cámaras intraorales
28-07-2016
Los niños y su salud oral