BLOG



VOLVER
09-02-2016
La sensibilidad: cuando hasta comer duele


Tener dientes sensibles es sin duda una situación muy molesta o incómoda. No poder disfrutar de una sopa o un helado por el intenso dolor es algo con lo que muchos nos podemos identificar, y es que la sensibilidad en los dientes es uno de los problemas más comunes entre las personas que recurren a un profesional de la salud oral para atender los problemas de su boca.

 

 

En Odontología Integral de México contamos con profesionales calificados y atentos, así como excelentes instalaciones y precios accesibles. Nuestros especialistas están listos para solucionar cualquier problema que esté afectando tu salud bucal, incluyendo la sensibilidad.

 

 

Si alguna vez has sentido una punzada al dar un trago a un vaso de agua helada, al dar el primer bocado a tu comida o al lavarte los dientes, es importante que sepas qué es lo que causa la sensibilidad en los dientes y qué puedes hacer para prevenirla o para calmar sus efectos mientras visitas a un especialista.

 

 

sensibilidad dental 1

 

 

Primero, las razones: la sensibilidad en los dientes puede deberse a caries o puede ser que éstos estén partidos o quebrados, o bien que tus empastes estén desgastados. Otro de los motivos, y posiblemente el más importante, es enfermedad en las encías, pero también puede deberse al esmalte desgastado o a que la raíz dental esté expuesta.

 

 

En una capa profunda de nuestros dientes se encuentra una sustancia llamada dentina. El esmalte y otra capa llamada cemento protegen a la dentina, pero cuando éstos ya no la cubren, pueden entrar el frío, el calor y los alimentos ácidos y pegajosos, alcanzando el nervio y las células al interior del diente, que es lo que causa el dolor. La dentina también puede quedar expuesta cuando se retira la encía. Esto es la hipersensibilidad.

 

 

sensibilidad dental 2

 

 

Básicamente, una buena higiene bucal es la clave para evitar la sensibilidad y el dolor en los dientes. Hay algunas cosas que puedes hacer antes para evitar que te pase o, si ya tienes el problema, para no sufrir tanto.

 

 

La primera alternativa es la más fácil y la menos dolorosa y costosa, así como la que ayuda cuando el problema no es tan grave y que podemos aplicar nosotros mismos. Se trata de una pasta dental desensibilizante. Esta pasta especial contiene elementos que “bloquean” el paso de algunas sensaciones incómodas hacia el nervio. Esta pasta no es mágica, y habrá que usarla varias veces para que se reduzca la sensibilidad.

 

 

sensibilidad dental 3

 

 

Los otros remedios tendrán que ser implementados por un profesional, y los especialistas de Odontología Integral de México podrán ayudarte con este tipo de problemas. Está la técnica del gel fluorado, la cual fortalece el esmalte y, así como la pasta, reduce la transmisión de sensaciones.

 

 

Por otro lado, una corona o un empaste pueden corregir caries u otros defectos que estén provocando la sensibilidad. Si se ha perdido tejido de las encías en la raíz, un injerto de encía protegerá la raíz y reducirá la sensibilidad. Por último, si el problema persiste y la sensibilidad es grave, la endodoncia (eliminar quirúrgicamente el nervio) podría ser la repuesta para eliminar el problema si otros métodos no han funcionado.

 

 



Otras Novedadades:

25-10-2016
Tu boca puede ser la culpable de tu migraña
18-10-2016
La relación entre las encías y el cáncer de mama
04-10-2016
Dormirse tarde afecta la salud dental de los más jóvenes
27-09-2016
Siete hábitos que están afectando tu salud dental
06-09-2016
La salud dental después de los 50
30-08-2016
Las ?selfies? benefician a la salud dental
23-08-2016
Coronas y sus distintos materiales
09-08-2016
Tecnología para la salud dental: cámaras intraorales
28-07-2016
Los niños y su salud oral